Proveedor de balines antidisturbios de Carabineros advirtió en su manual «no disparar a la cabeza» y que su uso inadecuado “puede causar lesiones graves o la muerte»

La decisión del general director Mario Rozas de suspender el uso de balines como herramientas antidisturbios dejó un flanco abierto para Carabineros. Esto, porque si bien deslindó toda responsabilidad en el proveedor Tec Harseim, se conoció un informe de la empresa que había advertido que el uso de los perdigones puede llegar a ser letal. La empresa con sede en Renca tiene como gerente general al medallista olímpico Alfonso de Iruarrizaga, quien no solo es el principal proveedor de Carabineros, sino también de los cartuchos antidisturbios para el Ejército. El Ministerio Público advirtió que la operación podría configurar fraude al fisco, lo que pone tanto a la policía uniformada como a la compañía en problemas.

por El Mostrador 20 noviembre, 2019

Desde que empezó el estallido social, a Carabineros se le cuestionó el uso indiscriminado de perdigones en sus intentos de repeler las manifestaciones a lo largo de Chile, y que han dejado más de 200 casos de mutilaciones por impactos balísticos en los ojos.

Eso terminó este martes, cuando el general director de Carabineros, Mario Rozas, anunció que la institución suspenderá el uso de balines como herramientas antidisturbios.

Sin embargo, la decisión de Rozas dejó un flanco abierto para Carabineros. Esto, porque si bien el general director de la institución deslindó toda responsabilidad en el proveedor, se conoció un informe de la empresa del 15 de septiembre del 2011 que había advertido que el uso de los perdigones puede llegar a ser letal y es explícito en señalar que “el disparo debe ser hecho apuntando el arma a las piernas de los infractores, no disparar contra la cabeza y bajo el vientre» y que el disparo «no debe ser realizado a distancias inferiores de 20 metros». Hasta el lunes, el INDH contabilizaba 222 personas con heridas oculares.

Desde Carabineros emitieron un comunicado diciendo que «de acuerdo a la ficha técnica entregada por el proveedor certificado, conforme a las bases de licitación y al contrato de compra del año 2017, que establecía como requerimiento la entrega de perdigones de goma, esta munición es marca TEC, calibre 12».

Posteriormente indican que se encargó un análisis de los perdigones al Laboratorio de Criminalística de Carabineros, quienes en su conclusión se diferenciaron de la entregada por la Universidad de Chile, pero, a pesar de esto, igual mostró diferencias «con la composición declarada por el proveedor en su ficha técnica».

Sin embargo, el proveedor en cuestión, TEC Harseim, que en su descripción en el portal Mercado Público dice que son una empresa que se dedica a la «importación, exportación, fabricación y comercialización de productos de recreación y deportivos», ya había advertido esta situación a Carabineros el 15 de septiembre del 2011. Si bien ratifica que los perdigones son de goma, agrega que su uso puede llegar a ser letal.

En un informe firmado por Rodrigo Rumié Cabello, del departamento militar de TEC Harseim, dicen que este tipo de munición puede ser disparado por cualquier escopeta calibre 12 de cañón liso cilíndrico, el que debe estar limpio según sus recomendaciones. Después indica que «el disparo debe ser hecho apuntando el arma a las piernas de los infractores, no disparar contra la cabeza y bajo el vientre» y que el disparo «no debe ser realizado a distancias inferiores de 20 metros».

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.