Fiscalizador reportó que subsecretario pasó tres luces rojas, lo amenazó y lo insultó

  • «¡Ándate a la conchetumadre! ¡No sabís con quién te estás metiendo! ¡Te voy a hacer cagar culiao!», fueron las supuestas palabras del ex diputado UDI Felipe Salaberry.

  • Un informe de la Municipalidad de Ñuñoa consigna que su hermana, funcionaria de la alcaldía, hizo gestiones para anular el parte empadronado.

Un fiscalizador de la Municipalidad de Ñuñoa reportó que el subsecretario de Desarrollo Regional, Felipe Salaberry (UDI), violó gravemente la Ley del Tránsito y, al ser infraccionado, reaccionó con insultos y amenazas.

Según informó Radio Biobío, citando un documento de la Dirección de Seguridad Pública de dicha alcaldía, el incidente se produjo el domingo 25 de agosto alrededor de las 16:30 horas: Salaberry transitaba por Exequiel Fernández y, al llegar a Duble Almeyda, cruzó la intersección sin respetar la luz roja.

El fiscalizador de Seguridad Ciudadana Vicente Rojas siguió al ex diputado UDI -sin saber, entonces, de quién se trataba- hasta Exequiel Fernández con José Domingo Cañas, donde volvió a cruzar con luz roja, «a una velocidad no razonable ni prudente, con riesgo de accidente».

Finalmente, en José Domingo Cañas con Los Tres Antonios, el funcionario pudo dialogar con la autoridad de Gobierno, quien -según el documento- le respondió en forma agresiva y amenazante: «¿Qué querí hueón?».

«¡Ándate a la mierda, qué te creí paco…!«, atacó, y luego -antes de avanzar por tercera vez irrespetando una luz roja- remató: «¡Ándate a la conchetumadre! ¡No sabí’s con quién te estás metiendo! ¡Te voy a hacer cagar culiao! Ustedes son unos pobres hueones, no tienen autoridad».

La situación del alto funcionario de Gobierno se agrava porque, según el mismo informe, la hermana de Felipe Salaberry, Iris Salaberry, quien trabaja en la Municipalidad, realizó gestiones para anular el parte empadronado.

Iris Salaberry solicitó a la Central de Comunicaciones municipal información del móvil «69» para conocer la identidad del fiscalizador y más tarde lo culpó a él por lo sucedido: dijo que Vicente Rojas persiguió por varias cuadras a su hermano «y habría intentado chocarlo».

La denuncia ingresó a la Justicia el 28 de agosto. Dos días antes, el 26; -es decir, un día después del altercado- Felipe Salaberry se reunió con el alcalde de Ñuñoa, Andrés Zarhi.

Un día después, el martes 27 al final de la tarde, Salaberry concurrió a una actividad en la Municipalidad de Ñuñoa.

Publicado:

Autor: Cooperativa.cl
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.